¿El yoga te hace mejor persona?

mindfulness

 

Si hay algo de lo que estoy seguro después de años practicando y enseñando esta técnica es que el yoga te hace mejor persona. Practicar yoga no es hacer estiramientos; practicar yoga es perseverar para conseguir una mejora permanente de uno mismo.

 

Las etapas del yoga que te ayudan a convertirte en una mejor persona

Como todo lo difícil en la vida, ser mejor no se consigue de un día para otro sino que requiere de esfuerzo y, como decimos, perseverancia por nuestra parte. Poco a poco iremos avanzando, subiendo peldaños que no son más que diferentes etapas que deben terminar por respetarse y cumplirse. Tengamos en cuenta que esta práctica tiene su origen en la India, por lo que muchas de estas etapas pueden parecernos, quizás, algo extrañas. Sin embargo, no hay más que occidentalizarlas, extrapolarlas a nuestro estilo de vida. Verás como, de la misma manera, todo tiene sentido. ¡Vamos a verlas!

 

Ahimsa

Es el concepto que va a abogar por la no violencia, el cual introdujo Gandhi en sus luchas pacifistas. Se trata de no tener un enfrentamiento con ninguna otra persona, ni de pensamiento o palabra ni, por supuesto, de acción. Este voto tiene como principal importancia la intención de las personas y termina por mostrar su benevolencia. Practicar el ahimsa termina por volverte una persona íntegra.

 

Satya

Es la coherencia entre nuestros pensamientos, nuestras palabras y nuestras acciones, lo que supone la verdad de una persona. Ser coherente en estos aspectos hace que tu fuerza interior poco a poco se vaya desarrollando hasta llegar a ser convincente. Por supuesto, este concepto debe ser compatible con el anterior, de manera que una verdad no debe dañar a los demás. Si es el caso, debemos abstenernos.

 

Asteya

Es el concepto que nos indica que no debemos apropiarnos de lo que no es nuestro. Más allá de lo material, se refiere a las ideas y los conocimientos. El apropiamiento indebido siempre ha sido motivo de grandes violencias por lo que practicarlo rompería con ahimsa.

 

Brahmâcârya

Indica que se deben controlar los excesos de todo tipo para dominar los sentidos, algo así como ser capaz de no practicar lo que para muchos de los occidentales son los pecados capitales avaricia, gula, pereza, etc).

 

Aparigraha

Nos insta a no acumular. Desear a través de los sentidos es peligroso porque no nos paramos a pensar si es suficiente o si está bien lo que hacemos. Extrapolamos a emociones, honores, conocimientos…

 

Shaucha

Tratamos de alcanzar la pureza. La del espíritu se consigue interiorizando valores como la benevolencia y el respeto. La del cuerpo, con el agua, el aseo y la comida. La pureza de la mente se alcanza a través de la intelectualidad y la verdad.

 

Santosha

Nos indica que no debemos desear algo que va más allá. Pero no se trata de ser derrotista, sino de ser consciente de lo que se ha logrado por uno mismo y conformarse con ello. No desear más de lo que merecemos nos hace felices, nos pone alegres pues estamos liberados de sentimientos negativos como la avaricia y el deseo.

 

Tapa

La última de las etapas que describe cómo el yoga te hace mejor persona es la austeridad. Esta se debe practicar a todos los niveles, disciplinando el espíritu y conteniendo nuestras proyecciones. No hay duda de que si incorporas estos preceptos en tu día a día, la práctica del yoga te va a convertir, sin darte cuenta, en alguien mejor, en una persona equilibrada en todos los aspectos.

Related Post