El sentido del humor como arma psicológica

Sigmund Freud decía -y no se equivocaba- que el humor no es otra cosa más que una alta manifestación de nuestros mecanismos de adaptación. Según esta premisa, podemos usar perfectamente el sentido del humor como arma psicológica. ¿Quieres saber cómo y por qué?

 

Este recurso siempre nos ha ayudado a afrontar la vida. Bien utilizado, cultivado, y siempre de manera positiva, puedo decir que a mí personalmente me ha servido para convertirme en alguien más sabio, para repeler las intolerancias, para que tenga una mejor actitud en general, para relajarme… Incluso el sentido del humor me ha funcionado como antidepresivo.

 

La fortaleza del sentido del humor

 

Veamos cuáles son las razones por las que el sentido del humor debe estar presente en tu vida.

 

Rompe las ideas irracionales

 

Es común que se presenten distorsiones cognitivas que nos hacen malinterpretar la realidad (los ‘todo o nada’, los ‘deberías’, la magnificación…). Quien siembra un sentido del humor sano es capaz de tener una visión efectiva y realista de la realidad y, con ello, de su propia vida, percatándose de estas ideas tóxicas.

 

Nos hace proactivos

 

Cuando los problemas aparecen, la mayoría de personas se bloquea, se angustia e incluso se enfada. El resultado es una reactividad que nos impide ver las soluciones que están a nuestro alcance.

 

Quien sabe ver la vida con humor se vuelve proactivo, aceptando el problema en cuestión, relativizándolo y, por supuesto, siendo capaz de encontrar soluciones aceptables.

 

Aporta flexibilidad

 

Como decíamos antes, el todo o nada desaparece en las personas con sentido del humor. Del blanco y el negro pasamos a disfrutar de una amplísima gama de colores, de manera que podemos ser más flexibles ante cualquier tipo de intolerancia.

 

Y sabiduría

 

Esa flexibilidad, la aceptación de la realidad y la perspectiva son cualidades características de la sabiduría. Reírnos de nosotros mismos y de la vida nos hace más sabios.

 

Significa que hemos aceptado la realidad

 

Cuando puedes hacer una broma de una mala situación vivida significa que la has aceptado. Por supuesto, se necesita tiempo, pero si optas por incluir el sentido del humor en estas situaciones, aceptarás, como decimos, la realidad de una manera efectiva.

 

Nos centra en el momento actual

 

Reírse de algo implica formar parte del aquí y el ahora, de manera que esta fortaleza es uno de los recursos del mindfulness al que siempre hay que recurrir.

 

Ofrece asertividad

 

Ser asertivo no es otra cosa más que poder dar tu opinión y dejar claros tus límites sin dañar a los demás. Es una manera muy buena -e inteligente- de conseguirlo. En este caso, va a ayudar a amortiguar esas ideas que queremos expresar y que sabemos que son contrarias a las de la otra persona. El sentido del humor es sin duda, un arma psicológica inestimable.

 

Anima a los demás

 

No sólo vamos a usar este recurso para nuestra conveniencia; con él también conseguimos que el resto de personas estén más animadas, creando un ambiente propicio, agradable, que relaja y permite estrechar relaciones y que las personas se expresen con comodidad.

 

Forma parte de la resilencia

 

Esta enorme fortaleza nos permite sobrellevar situaciones muy duras, lo puedo afirmar por experiencia. Esto hace que, sin duda, se convierta en un recurso resiliente.

 

Nos desarrollamos emocionalmente

 

Cuando nos reímos de cualquier cosa estamos haciendo crecer todas nuestras emociones positivas, como la relajación o la alegría, a la vez que bloqueamos las negativas, como pueden ser el enfado, la ansiedad o un pequeño desánimo.

 

Como se puede apreciar, se puede usar a la perfección el sentido del humor como arma psicológica. Con él nos ayudamos a comprender y enfrentar nuestra realidad, pero también ayudamos a los demás. Esto lo convierte en un recurso inestimable, pues tenemos la oportunidad de ayudar a todos con él. Sin duda, hablamos de una de las mejores maneras de hacer frente a la inmensa mayoría de situaciones y que, en mi humilde opinión, debe ir por delante de todo lo demás. Sonríe a la vida 🙂

Related Post