Mantener la motivación por el trabajo

No todo el mundo tiene la inmensa suerte de decir que ama su profesión. Y, aun así, no siempre vamos con la mejor actitud. Los motivos de cada uno son muy diferentes pero el resultado es el mismo: no se logra mantener la motivación por el trabajo.

Precisamente de esto mismo quiero hablar hoy, porque, nos guste o no, todos tenemos que terminar llevando el jornal a casa. Así, considero que lo mejor es conseguirlo disfrutando al máximo de cada momento que pasemos en la oficina, en el bus, en el escaparate, en el gimnasio, en la universidad, detrás de la caja registradora… No importa donde trabajes, lo que importa es cómo te sientas.

Tips esenciales para mantener la motivación por el trabajo

Te voy a decir algunas cosas que son muy sencillas, te darás cuenta conforme vayas leyendo. Sin embargo, también vas a poder comprobar que son verdades como puños llenos de sentido y que, además, se ponen en práctica de manera muy sencilla.

Piensa en tus metas

Debemos movernos por algo. Pueden ser metas sencillas, no es necesario tener unos objetivos espectaculares ni locos, simplemente debes pensar en lo que quieres y fijarlo como aquello a conseguir, tanto a corto como a medio y largo plazo.

Resulta muy bonito visualizarnos con esas metas alcanzadas y si hay algo que nos va a hacer querer continuar es precisamente eso, lograr lo que deseamos.

No te quejes tanto

Quejarnos nos hace tremendamente infelices; puede que nunca hayas pensado en ello pero, sin duda, es así. Y si no somos felices, desde luego, nunca vamos a estar cómodos con nada, incluyendo la vida laboral.

Para llevar mejor la frustración tienes que comenzar por cambiar el chip, eso es imprescindible. Encuentra la manera de ver las cosas de otra manera porque las quejas nos hacen perder una calidad de vida difícilmente recuperable.

Valora lo que haces

Un poquito relacionado con lo anterior tenemos el valorarnos. No tenemos que ver solamente lo que hacemos mal, lo bueno también es importante. Evalúate y comprueba cuánto avanzas. Asume tus errores y disfrutas tus logros, premiándote adecuadamente.

Ten tu propio espacio de trabajo

Nada mejor para sentirse cómodo en el trabajo que sentir el espacio como propio, un lugar que sabes que, en parte, te corresponde, en el que mandas, del que eres la parte esencial. Haz lo que tengas que hacer para sentirte bien, por ejemplo, poner alguna planta o una foto, llevarte tu propia taza personalizada, etc.

Relaciónate

Crea lazos con tus compañeros de trabajo para formar parte de un verdadero equipo. Además de servir para sentirte cómodo también hará que seáis más productivos, aunque no es de esto de lo que va el tema.

Piensa que cuando llegues al trabajo tienes a alguien con quien hablar, a quien consultar… Los ambientes crispantes nos hacen querer abandonar; las cosas que no se ven son, a menudo, peores que las que sí y una buena relación con el resto de la plantilla hará que te sientas integrado, protegido y, por ende, con ganas de llegar a tu puesto cada día.

Da la bienvenida a los cambios

Es algo que hay que saber gestionar muy bien; hay quien no sabe llevar los cambios, se agobia, los pensamientos se agolpan y se es incapaz de actuar con razón. Si esta es tu actitud, siento decirte que debes corregirla ¡YA!

Aunque supongan una pérdida de tiempo (tirar lo hecho a la basura, buscar nuevos objetivos y métodos de conseguirlos, volver a planificar recursos…), hacer cambios también tiene cosas buenas, desde todo lo que aprendemos hasta la nueva perspectiva que cogemos de determinadas cosas.

Sé optimista

Por supuesto, no podía acabar un post para mantener la motivación por el trabajo sin decirte que seas optimista.

Realmente no hay mucho que explicar al respecto, es algo que habrás escuchado mil veces y que sabes que funciona, aunque cueste ponerlo en práctica.

Busca también rodearte de personas que lo sean. Ya hemos visto que un mal ambiente puede ser devastador.

Quiero proponerte, también, estas otras lecturas que te pueden venir muy bien si no te sientes todo lo animado que te gustaría en materia laboral o si estás teniendo algún problemilla que repercuta en tu trabajo.

Related Post