Los 11 hábitos que te conducirán al éxito

 mindfulness donostia

 

Tener éxito es el sueño de la mayoría de personas. Por ello, cuando intentamos alcanzar cualquier meta y no lo conseguimos, nos frustramos. Sin embargo, lograr lo que uno desea no es tan difícil ni requiere de un esfuerzo hercúleo; sólo es cuestión de saber qué hacer y como. Para que la tarea sea aún más sencilla, lo ideal es seguir cierta rutina, una manera de actuar diaria que nos lleve por el mejor camino. Mucho ojo porque hoy vas a descubrir cuáles son los 11 hábitos que te conducirán al éxito.

Un hábito no es más que una actuación que, a base de repetirla varias veces y en lapsos de tiempo similares, terminamos por incorporar como propia en nuestra forma de actuar. Un ejemplo claro es el de lavarnos los dientes en cuanto terminamos de comer, una acción que se vuelve casi mecánica si hemos adquirido el hábito.

Para ser exitoso en la vida se requiere también de la incorporación de una serie de hábitos. Con ellos no te aseguras el éxito pero sí será mucho más fácil de alcanzar.

 

¿Qué hábitos te conducirán al éxito?

 

Descubre cómo ser una persona de éxito en todos los aspectos adquiriendo los hábitos sencillos y enriquecedores que te comentamos.

 

Visualiza SIEMPRE tus sueños

No debes olvidar cuáles son tus objetivos en la vida, las metas que deseas conseguir. Tienes que tener claro por qué te esfuerzas, de manera que te sirva como un método motivacional para continuar.

 

Administra tu tiempo

No pierdas el tiempo, es de las pocas cosas que nunca nadie te devolverá. Aprende a planificarte en todos los aspectos de tu vida para tener un espacio y un tiempo suficiente para desarrollarte también como persona, disfrutando todo lo posible a la vez que alcanzas el éxito.

 

Cuestiónate y estúdiate

Es necesario que de vez en cuando te pares a revisar cómo avanzas en la vida; si estás logrando los objetivos marcados, si las tareas que te has impuesto al planificar tu vida son las adecuadas, qué contratiempos has tenido y cómo los has afrontado, qué podrías haber hecho mejor, qué te ha salido mal, etc. De esta manera serás consciente de si estás siguiendo tu rumbo.

 

Celebra tus logros

Es importante que cuando consigas algo lo celebres. No hablamos de fiestas, comilonas o grandes gastos. Tenemos que ir más allá y ver qué te haría feliz en relación a ello. Al igual que los niños deben tener pautas acordes a su mal o bien comportamiento, deberías pensar qué celebración puede ser acorde a tu logro.

 

Ten una actitud ganadora 

Debes mantener una actitud de éxito siempre, incluso cuando parezca que todo está saliendo mal. Esta es la diferencia entre una persona que aparenta querer ser exitosa y quien de verdad conseguirá serlo.

 

Piensa en positivo

Inevitablemente unido a lo anterior nos encontramos con la mente positiva. Incluso los errores tienen cosas buenas y siempre debemos saber encontrarlas. Es la manera de que no nos frustremos en nuestra andadura y de evitar que todo se nos eche encima.

 

Sé perseverante

Ni se te ocurra dejar algo a medias (a no ser que existan graves circunstancias que condicionen tus actuaciones). Debes perseverar una y otra vez. Nadie te va a dar nada echo y si tiras la toalla a la primera de cambio habrás fracaso, perdiendo todo el camino que ya llevabas andado.

 

Amplía tus límites

Tienes que tener unas miras muy amplias, todo lo que puedas. A menudo nos infravaloramos y es necesario que dejes ver y sentir tus capacidades, que siempre irán mucho más allá de lo que crees.

 

Practica el desapego

No te agarres a las cosas materiales, no trabajes por ellas (más de lo necesario). Tampoco debes crear vínculos de dependencia con ninguna persona. Es necesario que tengas tu propio espacio -y que lo utilices- y que este sea rico e incluya elementos ricos intangibles, que te hagan sentirte bien sin tener la necesidad de estar junto a alguien o algo.

 

Mantente en forma

Debes cultivar tanto tu cuerpo como tu mente. Estar en forma, en ambos aspectos, es esencial para sentirse bien con uno mismo.

 

Vive en un estado de equilibrio

Es necesario mantener la calma y vivir en paz con uno mismo y, por supuesto, con los demás. Toda perturbación supone una gran pérdida de equilibrio y nos afecta.

 

No lo dudes un instante y empieza a incorporar estos hábitos que te conducirán al éxito. No sólo te ayudarán en esta empresa sino que sentirás que tu camino en la vida es mucho más fluido y feliz con estas prácticas que te he recomendado hoy.

Related Post