8 Valores Para El Éxito Y La felicidad

mindfulness donostia

Ser una persona con valores se suele confundir con algo que requiere de mucho esfuerzo, demasiado, y que, mal llevado, nos impide tener la vida “tan buena” que estamos teniendo. Sin embargo, contar con valores para el éxito y la felicidad no es un obstáculo, es una manera de mejorar nosotros como personas y, sobre todo, de hacer mejorar también nuestra vida.

Y no sólo el ámbito laboral es el beneficiado de esto, los valores personales se extrapolan a todas las situaciones y nos permiten sentir satisfacción en todos los aspectos de nuestra vida.

 

Recomendaciones y consejos para ser feliz y tener éxito

Vamos a darte algunas recomendaciones para forjar tus propios valores y conseguir ese éxito y esa felicidad tan ansiada por todos.

 

Las relaciones se basan en la confianza

La felicidad radica, en gran medida, en la capacidad de despreocuparse. Y esto sólo podemos conseguirlo, respecto a las relaciones con los demás, si tenemos total confianza. Por ello, crea lazos solamente con aquellas personas que generen en ti la confianza suficiente para que tu relación con ellos no sea una preocupación sino un motivo de alegría.

 

La ambición sin paciencia es peligrosa

Ser ambicioso es bueno; si no tienes aspiraciones no habrá nada que alcanzar. Sin embargo, existe un doble filo muy peligroso. Y es que tener prisa por alcanzar unas metas lejanas puede llevarte a cometer errores que puede que sean irreparables, produciéndote esto mucha infelicidad.

 

La táctica del engaño no es rentable

Engañar siempre sale caro; está demostrado. Se consiguen algunas cosas rápidamente pero las mentiras tienen las patas cortas y siempre terminan desmoronándose. Engañar crea desconfianza y rechazo. Estarás sólo, sea cual sea el ámbito en el que has engañado o traicionado y esto te llevará al fracaso absoluto.

 

Saberse perdonar también es importante

Como nadie es perfecto, seguro que vas a cometer algunos errores en tu vida; nadie te juzga y nadie te culpa. Lo que sí es cuestionable es que no sepas perdonarte pues si no lo haces irás guardando rencor hacia ti mismo hasta convertirlo en infelicidad y frustración. Trata de aprender de tus errores y perdónate para poder continuar sacando algo positivo de cada mala experiencia.

 

La vida siempre nos pone entre la espada y la pared

Debes ser consciente de que vas a tener que tomar muchas decisiones poco agradables en tu vida. Asúmelo cuanto antes, aprende a lidiar con ello y a analizar la realidad para poder elegir siempre la opción más adecuada; esto te hará sentirte realizado y, por supuesto, convertirte en una persona competente en muchísimos aspectos.

 

La integridad produce satisfacción personal

Otro de los valores para el éxito y la felicidad más básicos es ser una persona íntegra. Es algo difícil de conseguir, es duro optar siempre por lo mejor y lo más respetuoso con todo el mundo. Sin embargo, la satisfacción personal que alcanzas cuando lo consigues es impresionante; te sentirás una persona alta, y con razón.

 

Como todo el mundo la hace, yo también

Esta frase de autoconvencimiento debe borrarse de tu mente desde ya. De hecho, si te das cuenta, es totalmente contraria a lo que acabamos de comentar. ¿Nunca has escuchado lo de “mal de mucho, consuelo de tontos”? Esto significa que el hecho de que los demás hagan o sufran algo, nos hace sentir mejor a nosotros por hacerlo o sentirlo también.

Sin embargo… ¿es adecuado sentirse bien haciendo algo malo por el simple hecho de que el vecino lo hace? ¿Es correcto? ¿Estás actuando como debes o como quieres?

 

Una cosa es predicar y otra sermonear

Predicando ayudas a los demás, sermoneando, no. Y la línea entre una cosa y otra es muy delgada, de hecho, a menudo la cruzamos sin darnos cuenta. El problema es que con un sermón nos sentimos mejor porque creamos una falsa sensación de superioridad respecto al sermoneado, pero esto, además de ser moralmente cuestionable, no dura ni es sano, pues al final terminas necesitándolo para sentirte bien.

Related Post