6 beneficios psicológicos del yoga que te harán querer empezar a practicarlo ya

Además de la evidente mejor condición física que nos aporta, es digno de mención el hecho de que existen algunos muy importantes beneficios psicológicos del yoga. De hecho, es lo que verdaderamente a mí me importa de esta práctica y lo que intento transmitir a quienes vienen a clase conmigo.

¿Qué beneficios psicológicos tiene el yoga?

Descubre cómo el yoga puede cambiarnos, para mejor, en muchos más sentidos de los que imaginabas.

Reducción del estrés

No es nuevo para nadie que el estilo que llevamos en Occidente resulta estresante. De hecho, y creo que me repito al decirlo, se considera que toda la población que lo compartimos (y me incluyo), a día de hoy, hemos sufrido estrés al menos durante un corto período de tiempo de su vida.

Lo peor de esto es que este empeora, derivando en otros problemas psicológicos graves que, como el estrés, pueden ser temporales, pero también volverse crónicos, acompañándonos durante el resto de nuestra vida.

Por ello, aunque necesitamos generar cortisol, este debe controlarse y no permanecer en nuestro organismo más de lo necesario (ni en tiempo ni en cantidad) puesto que tiene efectos negativos para nosotros.

Como podrás adivinar, la práctica de yoga reduce el nivel de la hormona y, con ello, el estrés y otras situaciones secundarias desagradables propias del exceso de cortisol.

Mejora del sueño

Hacer yoga aumenta la serotonina o 5-HT. ¿Y qué tiene que ver con el sueño? Además de que interviene en otros procesos como el apetito o el sentido del humor, la serotonina es un neurotransmisor triptofánico que también participa en el sueño aumentando nuestra melatotina, que regula el ciclo del sueño. Además, el control de la temperatura de nuestro cuerpo también es trabajo de la 5-HT, factor que permite que el descanso sea apacible y de calidad.

Aumenta y mejora del humor

Otro de los beneficios psicológicos del yoga es el increíble cambio que produce en nuestro humor.

Acabamos de comentarlo pero me ha parecido importante dedicarle un espacio enteramente a este proceso y mecanismo que tanto nos condiciona.

Tener bajos niveles de serotonina nos lleva a mostrar conductas obsesivas y/o depresivas.

Además, debemos mencionar el neurotransmisor GABA, también relacionado con el sentido del humor y presente en mayor cantidad en aquellas personas que practican yoga.

Si quieres saber un poco más sobre la relación del yoga con las emociones negativas, no te pierdas ESTE ARTÍCULO; te servirá como un muy buen complemento a este punto que estamos desarrollando.

Prevención de enfermedades degenerativas

Tanto la meditación como el yoga son dos prácticas que hacen que nuestros telómeros aumenten de tamaño. Estos se encuentran en los filos de nuestros cromosomas y están relacionados con el desarrollo de patologías degenerativas y con el envejecimiento en general.

Lo mejor de todo es que ya está estudiado, y demostrado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard así como por el Hospital General de Massachusetts, que sólo son necesarios 15 minutos diarios de esta práctica para que se den esos cambios bioquímicos necesarios.

Mejora de la concentración y otras aptitudes mentales

Su práctica produce una mejora cognitiva a diferentes niveles, incluyendo la mejora de la concentración, del tiempo de reacción, de la coordinación e incluso del aprendizaje o la memoria.

Relaciones de pareja más satisfactorias

Finalmente, nos encontramos con que nuestras relaciones de pareja van a mejorar considerablemente. Y no lo digo precisamente por las “posturitas”.

Hay muchas maneras en las que el yoga apunta a conseguir relaciones más satisfactorias. Algunas de ellas son:

  • La propia flexibilidad que se gana con las diferentes posiciones, claro.

  • El fortalecimiento de los músculos de la pelvis, incluido el suelo pélvico.

  • Pero, más allá de lo físico, aumenta la satisfacción sexual a nivel general.

  • La vitalidad sexual y la libido aumentan como respuesta inmediata a la reducción del estrés.

  • Lo mismo ocurre con el problema de la eyaculación precoz, patología que mejora poco a poco.

Estos son 6 beneficios psicológicos que tiene el yoga y que, como puedes apreciar, te van a ayudar a avanzar, mejorar y madurar en diferentes aspectos de tu vida realmente importantes, aumentando considerablemente tu calidad de vida.

Related Post