4 Claves Para Ser Una Persona Más Resiliente

minfulness donostia

 

¿Sabes qué es la resiliencia? Todos en nuestra vida, quienes más y quienes menos, hemos tenido que hacer frente a situaciones difíciles. El poder hacer frente a esas adversidades es lo que se conoce como resiliencia. ¿Te gustaría conocer 4 claves para ser una persona más resiliente?

La resiliencia es la capacidad que tenemos para superar circunstancias que incluyen cierto grado de traumatismo. De hecho, el concepto de resiliencia se utiliza en el campo científico para hablar de la capacidad de que un material se deforme sin romperse tras verse modificado por elementos externos y de volver a su estado original; es algo así como la elasticidad.

Podemos aplicar esta definición más física a nosotros mismos para entender que esta característica viene a significar que somos capaces de reponernos de todo aquello malo que nos pase, y de hacerlo de la mejor manera posible en cada caso.

Todos tenemos problemas que superar y cada uno de nosotros lo hacemos de una forma diferente. La resiliencia es una de las maneras más positivas y beneficiosas de conseguirlo, tanto para nosotros como para nuestro ambiente más cercano y para todo aquel que se puede ver involucrado en las decisiones que tomamos.

Sabido esto, seguramente te encantaría contar con algunas claves para conseguir ser una persona resiliente, capaz de superarlo todo con la menor dificultad y en las mejores condiciones y sin verte afectado psicológicamente por ello porque, a fin de cuentas… ¿quién desea pasarlo mal si tiene la oportunidad de superar los obstáculos de la vida de manera positiva, adaptándote y resistiendo?

 

¿Cómo podemos desarrollar la resiliencia?

Veamos los que son los 4 puntos o claves para ser una persona resiliente más significativos. Porque, aunque esta capacidad tiene un pequeño factor innato, es decir, nos viene desde el nacimiento como una característica personal, la mayor parte de esta capacidad no lo es, sino que la adquirimos según factores externos.

 

La importancia de una autoestima saludable

Tener una autoestima ajustada es parte esencial de prácticamente cualquier aspecto de nuestra vida; es el primer paso para afrontar cualquier situación, buena o mala, personal o comunitaria, laboral, social, pública o privada.

Tener una buena autoestima nos fortalece y hace que todo sea más llevadero y que nos veamos más capaces, porque lo somos.

 

La importancia de las relaciones afectivas

Tener lazos afectivos con diferentes personas es necesario para el ser humano pues las personas somos seres sociales. Muchos pensamos que no necesitamos tener relaciones sociales porque en ocasiones las vemos más como una carga que como algo positivo. Pero lo que es innegable es que, al igual que las alegrías compartidas son mejores, las penas se sobrellevan mucho mejor si contamos con personas en las que apoyarnos, muletas emocionales.

 

La importancia de la esperanza

La esperanza es una característica de muchas personas, si bien, son muchos quieren viven más con la esperanza de que ocurra un milagro, es decir, viviendo lo que se conocería como “esperanza pasiva”. Esta actitud no puede ser más negativa; la manera de actuar es vivir con “esperanza activa”, es decir, tenemos que ser optimistas a la par que realistas y decirnos a nosotros mismos que nuestro problema se superará porque, efectivamente, puede superarse, no porque nosotros lo digamos sin más.

Hay que tener ilusiones para poder vivir felizmente, sino, nos enfrentamos a una mera supervivencia en la que poco o nada nos importa esforzarnos, cayendo en la esperanza pasiva o directamente en un mundo pesimista que no hace más que agravar las situaciones en las que vivimos.

 

La importancia de tener un sentido de vida

Tener buenos motivos para vivir es esencial para protegernos de cada bofetada que da la vida. La motivación que tenemos cada uno nos hace más fuertes, nos hace no querer rendirnos, esforzarnos más por que todo salga bien y buscamos, sobre todo, pasar las dificultades sin que nos afecten para poder estar disponibles para las personas que nos importan y motivan.

Una manera más clara de decirlo es la de Viktor Frankl, que comenta en su obra “El hombre en busca de sentido” literalmente, que las personas no se suicidan porque tienen motivos para luchar, ya sea el matrimonio, los hijos o los propios proyectos personales.

 

¿Qué te parecen estas claves para ser resiliente? ¿Crees que podrás conseguirlo? ¿Quieres disfrutar de la calidad de vida y la felicidad que te ofrece la resiliencia? Si has respondido positivamente seguro que te interesará el libro “Supera la adversidad. El poder de la resiliencia”, de Luis Rojas Marcos.

Related Post